NO APTA
PARA
INGRÉDULOS

La de grelos

Los gallegos nos tomamos nuestra tierra, nuestra gastronomía y por supuesto nuestra cerveza muy en serio. Si en Fábrica de Cervezas hacemos cervezas con productos gallegos para sorprender por tierra, mar y aire, no podía faltar la de Grelos. Nuestros maestros cerveceros decidieron emplear grelos para esta cerveza. Nosotros ponemos los grelos, seguro que echaréis en falta un poco de lacón y unas patatas. Ya tenéis el maridaje, ahora sólo falta probarlo.

Comprar
La de grelos

Proceso de elaboración

Hacer cerveza es como cocinar y al elaborar una cerveza con grelos queríamos que supiera a lo que tenía que saber. Añadimos grelo fresco en momentos previos al hervido del mosto, para impregnar el agua de cocción de todo su sabor. Después potenciamos su aroma incorporando más grelo deshidratado en etapas posteriores. ¡Podemos decir que La de Grelos es una cerveza con Dry Greling!

Materias primas

  • Agua
  • Malta de cebada (Pilsen (66%), Carapils (14%), Pale Ale (13%) y Munich I (7%)). 
  • Lúpulo de la variedad Akoya. 
  • Levadura seleccionada por Hijos de Rivera (S-189 de Safale). 

Nota de maridaje

  • Cuando la pruebas piensas que puede llevar también lacón o patatas y no es así. Son ingredientes que estamos acostumbrados a probarlos juntos y que siempre están influenciados por el gusto del grelo. Lo que llamamos sabores complementarios. Del mismo modo que siempre tomamos el café con leche o las tostadas con mantequilla, esta cerveza hay que tomarla con una buena laconada. I want to grelieve!

  • Estadísticas vitales

    Extracto original
    11,8 ºP 
    Volumen de alcohol
    4,6 º
    Unidad de color
    9 EBC
    Unidades de amargor
    25 IBU
    Temperatura idónea de consumo
    5-6 0C

    Nota de cata

    FASE VISUAL
    De color dorado brillante con espuma blanca persistente y elegante burbuja fina.

     

    FASE OLFATIVA
    Huele a lo que tiene que oler, a grelo, con sus notas características: terroso, herbal, vegetal y a nueces. Aparecen notas sulfurosas aportadas por el grelo cocido, un aroma muy familiar para el gallego y que te lleva a pensar directamente en el lacón y la patata.

     

    FASE GUSTATIVA
    Entrada dulce, el sabor continúa con una acidez vegetal característica del grelo en flor que da paso a notas que recuerdan a la nuez. Al final del trago aparece un amargor terroso, casi metálico y que permanece en boca durante un largo período de tiempo, como el que encuentras en el caldo del cocido.

    Una cerveza de cuerpo medio, carbonatación moderada y un 4,6% de volumen de alcohol que te recuerda al cocido que te preparaban en casa.