En el Portal de Belén se bebía cerveza

La Biblia nos ha hecho creer que en los tiempos del nacimiento de Jesús , el vino era la bebida estrella en Israel. Pero cada vez son más las voces que sugieren que, en realidad, en la noche del 25 de diciembre, en el Portal de Belén lo que se bebió fue cerveza. Y el error, parece ser, surge de una mala traducción al griego.

Aparentemente, según la Biblia, en los tiempos en los que nació Jesús de Nazaret, el vino tenía mucha más importancia que la cerveza. Sin embargo, cada vez más especialistas de la región que actualmente ocupa Israel, Palestina, Jordania y Siria sostienen que la cerveza era la bebida de todos los días entre las clases populares. Su consumo en el antiguo Israel estaba estrechamente vinculado con su religión. Incluso Yahvé, según la Biblia hebrea, consumía por lo menos medio hin de cerveza (aproximadamente 2 litros) por día a través del ritual de la libación.

Hay numerosos vestigios de que la cerveza era la bebida básica en Oriente Próximo. El grano, junto con los olivos, eran cultivos básicos en Israel, mientras que la vid era menos frecuente y solo aumentó con la llegada de los romanos. Aún así, es difícil encontrar evidencias arqueológicas de la fabricación de cerveza antigua en Israel ya que la mayoría de los recipientes y utensilios era también usados para la elaboración del pan. 

Todo hace pensar que la cerveza que bebían los hebreos era muy diferente de la que conocemos hoy en día. Para contrarrestar el más que probable sabor agrio, añadían, higos, miel, dátiles y otras frutas de la región. Con estos ingredientes, además de hacer la bebida más dulce, la hacían más fuerte, al conseguir una nueva fermentación. 

Una mala traducción de la palabra shekhar

¿Entonces por qué pensamos que solo bebían vino? Este error u omisión puede deberse a una interpretación equivocada de los textos bíblicos, la principal fuente de información sobre la vida de la región. El aspecto más importante sobre el que se argumenta la discrepancia parte de la traducción del término arameo shekhar.

Esta palabra, que aparece varias veces en el Antiguo Testamento, fue traducida por los griegos como “vino”, pero todo indica que su significado real era “bebida fuerte” —otros documentos la usan indistintamente. Los defensores de la idea de que realmente estamos ante cerveza y no vino son los etimologistas que argumentan que shekhar se deriva de la palabra acadia šikaru que se refiere a “cerveza de cebada”

Shekar era el término que se usaba para describir el efecto de la embriaguez, sinónimo que también tenía la palabra “cerveza” en acadio, arameo, ugarítico y árabe. En hebreo podía ser una bebida a base de grano, de zumo de frutas, o elaborada con panes de miel que se remojan en agua caliente y a los que, posteriormente, se le añadía fruta de la palma y especias.

La palabra shekhar aparece veintitrés veces en el Antiguo Testamento. En veintiuna ocasiones se usa en algún tipo de paralelismo con el vino, como en la frase “vino y bebida fuerte (shekar)”. Es en el Nuevo Testamento, cuando la palabra se introduce en griego, pero reduciéndola solo al vino. Por eso, si tenemos claro que hay una discutible traducción en la palabra usada para describir las bebidas fuertes, y los hallazgos arqueológicos nos indican que los hebreos bebían cerveza habitualmente, casi total seguridad el nacimiento de Jesús se celebró con cerveza.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *