¿Cómo eran las primeras cervezas?

En las últimas décadas, los arqueólogos han recreado los procesos a través de los cuales los primeros humanos elaboraban las primeras cervezas. De todos ellos, probablemente los más conocidos sean los que tienen como base los descubrimientos de Godin Tepe. En los fragmentos de unas vasijas halladas en este importante yacimiento, situado en el actual Irán, se encontraron restos microbiológicos de una primitiva cerveza que había sido elaborada hace más de 5.000 años.

Aún así, otros vestigios nos trasladan todavía varios milenios más atrás; en un momento en el que el hombre no conocía la cerámica y utilizaba como recipientes cestas revestidas de yeso, recipientes de piedra, así como conchas o árboles vaciados.

En esos primitivos contenedores se mezclaban granos con diferentes vegetales y agua, calentándose el líquido con piedras que habían estado en el fuego. Al cabo de unos días, misteriosamente esa infusión evolucionaba, convirtiéndose en una bebida embriagadora cuyo consumo era mucho más saludable que el agua (de dudosa procedencia). Es muy probable que esas primitivas cervezas se almacenasen en estómagos de animales y se condimentasen con hierbas aromáticas para hacerlas más agradables.

Anotaciones
A. El yacimiento de Godin Tepe, situado en valle iraní de Kangāvar, fue descubierto en 1961 por la Universidad de Pensilvania, en la que es profesor Patrick McGovern.
B. Godin Tepe, que comprendía un pueblo y una fortaleza, fue uno de los primeros asentamientos sumerios, habitado alrededor del 5.000 a.C.
C. Erróneamente se ha supuesto que el agua de la antigüedad era muy pura, pero como han demostrado numerosos estudios antropológicos en comunidades aisladas, era habitual que los riachuelos estuvieran contaminados por animales muertos a lo largo de su curso.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *