CERVECERÍAS EN IGLESIAS

La disminución de fieles, los elevados costes de mantenimiento o la necesidad de hacer frente a obligaciones han llevado a que muchos templos sean desacralizados y acaben en manos privadas que los han convertido en gimnasios, bibliotecas, hoteles, circos, oficinas, pistas de skate o bares. Y sí, también han propiciado la existencia de cervecerías en iglesias.

Músicos en iglesias

Cuando la cantante irlandesa Enya compró una antigua iglesia del centro de Dublín para convertirla en su estudio de grabación muchos católicos pusieron el grito en el cielo. No era algo nuevo en el sector. Unos años antes ya funcionaba en Crouch Hill, en el norte de Londres, The Church, un estudio situado en un magnífica iglesia del siglo XIX abierto por Dave Stewart de Eurythmics y por el que han pasado artistas como Bob Dylan, Radiohead o Depeche Mode.

Los  músicos no son los únicos que han aprovechado espacios que originalmente estuvieron dedicados a la oración.

Negocios cerveceros en iglesias

En Dublín, en lo que un día fue Saint Mary, una iglesia levantada en el siglo XVIII, funciona desde hace unos años The Church (esquina entre las calles Mary y Jervis, Dublin 1, Irlanda). Un bar con restaurante que conserva el órgano, la pila bautismal y las espectaculares vidrieras del templo. The Church sirvió de inspiración para otros hosteleros en todo el mundo para buscar emplazamientos similares para sus negocios.

Existe otra The Church pero en otra parte del mundo, concretamente en número 1313 de la J Street de San Diego, en Estados Unidos. Su propietaria es la cervecería craft The Lost Abbey, de la cercana San Marcos. Esta cervecería adquirió una destartalada iglesia presbiteriana mexicana abierta en 1906. Tras una inversión de un millón de dólares se ha convertido en su nuevo taproom, inaugurado el pasado mes de diciembre.

El vecindario del East Village de San Diego ha visto con buenos ojos la operación. La congregación se trasladó a un nuevo emplazamiento hace un par de años, el edificio se estaba deteriorando rápidamente y corría el riesgo de derrumbarse.

Esta cervecería fue fundada en 2006 por Tomme Arthur. El nuevo emplazamiento de sus operaciones hosteleras acerca las cervezas que produce a un vecindario con un gran número de apartamentos. Además, se encuentra muy cercano al Petco Park, el estadio en el que juegan los Padres de San Diego, el equipo local que compite en las Grandes Ligas de Béisbol. De esta forma, permite amplificar el mensaje de su fábrica.

«El motivo por el cual nuestra cervecería se llama The Lost Abbey es porque nunca tuvimos una iglesia real o un edificio que hubiese albergado una abadía, pero ahora ya lo tenemos», comentó Arthur.

La iglesia tiene una vidriera diseñada por el artista local Paul Bloomquist, figuras bíblicas obra del ilustrador que habitualmente firma las etiquetas de la cervecería, candelabros, estatuas y bancos que recuerdan a los de una iglesia.

The Church cuenta con una amplia terraza y una veintena de grifos en los que, como dice Tomme Arthur, “lavar tus pecados con cerveza”.

Otras visitas recomendables

THE CHURCH BREW WORKS

3525 Liberty Avenue – Pittsburgh – Pennsylvania · Estados Unidos

Por sus grandes dimensiones y la riqueza arquitectónica de su interior, la iglesia de St. Joseph es una visita imprescindible si se está en el área de Pittsburg. Construido en 1879, el edificio funcionó como templo hasta 1949, cumpliendo a partir de ese momento diferentes funciones hasta que en 2015 se convirtió en un fábrica de cerveza en la que se producen marcas como la premiada Pious Monk Dunkel o la fresca Ambrosia Ale.

Cultura de Cerveza

Comentarios

Warning Debes iniciar sesión para escribir un comentario.