Cervezas lambic: protagonistas en el Toer de Geuze 2024

Muchos aficionados a la cerveza tienen reservado el 4 y el 5 de mayo en sus agendas. Ese fin de semana se celebra el Toer de Geuze, dos días en que los productores belgas de Lambic de Pajottenland y el valle del Senne pertenecientes al Alto Consejo de Cervezas Lámbicas Artesanales (HORAL) abren las puertas de sus bodegas y cervecerías. 

A pesar de que Werner Van Obberghen y Michaël Blancquaert, responsables de la prestigiosa 3 Fonteinen, anunciaran a principios de año que «con profunda tristeza» se veían obligados a despedir parte de su equipo a causa del importante aumento de los costes en los últimos años y la notable reducción de la actividad, Gert Christiaens, presidente de la HORAL, es optimista. Christiaens, que también dirige Oud Beersel, piensa que: «el paisaje de Lambicland es cada vez más diverso. Esto contribuye a aumentar la atracción que el Pajottenland y el valle del Senne ejercen sobre los amantes de la cerveza de nuestro país y de más allá. Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero estoy convencido de que el próximo Toer de Geuze superará todas las ediciones anteriores en cuanto a número de visitantes».

Cuando habla de diversidad, Christiaens claramente se refiere a la incorporación de nuevos miembros a la asociación. 

Brouwerij Kestemont: tradición y autenticidad

La última en unirse ha sido la Brouwerij Kestemont. Lo hace solo siete años después de que Lias Kestemont y su cuñado Wim Krieckemans comprasen los edificios parcialmente restaurados de la antigua cervecería Goossens en Sint-Gertrudis-Pede, una aldea de Dilbeek, en el Brabante Flamenco. En 2019, Kestemont compró su primer lote de mosto a la pequeña cervecería Den Herberg de Halle y lo dejaron madurar en barricas de roble en su gran granero. 

Dos años más tarde, invirtieron en su propio equipo cervecero, con el que pueden elaborar 1.500 litros por lote. Sus reservas de Lambic ascienden actualmente a unos 700 hectolitros. En la sala de barricas se encuentran toneles de vino francés de aproximadamente 200 litros, barricas de vino italiano de 500 litros e incluso varias barricas de coñac en las que pueden madurar entre 400 y 600 litros de Lambic. En total, unos 360 barriles diferentes.

«Aunque somos uno de los productores de Lambic más jóvenes, para Lias y para mí la tradición y la autenticidad son de suma importancia. Además de nuestra Oude Geuze, Oude Kriek y Oude Schaarbeekse Kriek, ofrecemos Oude Lambiek para servir en grifo. Nuestra gama incluye muchas Lambics de fruta elaboradas de forma tradicional como nuestra Albaricoque, galardonada con una medalla de plata en el Bruselas Beer Challenge de 2023, y la Coulis Spécial, elaborada con frutos rojos y otras bayas de cosecha propia. 

De cara al Toer de Geuze 2024, lanzaremos una cerveza Lambic con naranja sanguina y otra con bergamota», comentó Wim Krieckemans en una charla con Yves Panneels, copropietario del prestigioso y famoso café especializado en Lambic In de Verzekering tegen de Grote Dorst y que también es miembro de la junta directiva de la HORAL.

¿Qué es la HORAL?

Fundada en 1997 como asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es promocionar y proteger las cervezas Lambic tradicionales, en particular la Oude Geuze y la Oude Kriek, la HORAL reúne a la mayoría de los productores de Lambic del Brabante flamenco y valón. Entre ellas están Boon, De Oude Cam, De Troch, Den Herberg, Eylenbosch, Hanssens, , Lambiek Fabriek, Lindemans, Mort Subite, Oud Beersel, Tilquin, Timmermans y la reciente Kestemont. Aunque faltan algunos fabricantes como la popular Cantillon de Bruselas, juntas representan más del 80% de la producción de Lambic. 

La cervecería Eylenbosch: auge y declive

Antes de Kestemont y tras Lambiek Fabriek y Den Herberg, en 2020, Eylenbosch se convirtió en la tercera cervecería, en unirse al grupo inicial. Fundada en 1886 por Emile Eylenbosch, en el siglo XX la cervecería llegó a ser uno de los productores de Lambic y Gueuze más importantes de Pajottenland, alcanzando su apogeo en la época de la Exposición Universal de Bruselas de 1958. 

Con la pérdida de popularidad de las Lambics en favor de las Lagers, Eylenbosch atravesó tiempos difíciles y dejó de producir cervezas de fermentación espontánea a principios de los años 1990. Adquirida por la familia De Keersmaeker —propietaria de Mort Subite—, con su incorporación a Alken-Maes la fábrica fue cerrada en 2002, hasta que en 2019 Erik De Keersmaeker decidió retomar la tradición cervecera de su familia. 

Ayudado por el maestro cervecero Klaas Vanderpoorten, Erik devolvió a la vida la marca madurando mostos adquiridos a la cervecería De Troch en Wambeek. Inmersa en un crowdfunding para seguir creciendo, uno de los productos de Eylenbosch que seguramente despertará más atracción en este Toer de Geuze será su Prematuurke. Lanzada en 2021, esta Oude Geuze de 5,8% ABV, es un blend de Lambics de 1, 2 y 3 años o más, de la propia Eylenbosch y De Troch, que ha madurado en 22 barricas diferentes. Recomendada queda.

Cultura de Cerveza

Comentarios

Warning Debes iniciar sesión para escribir un comentario.