Edgar Rodríguez Tello: «Siempre acabo y empiezo el año bebiendo una cerveza»

Trabaja los maridajes con cerveza cada día en el restaurante Racó de’n Cesc de Barcelona… y siempre parte de su propia experiencia. El beersommelier Edgar Rodríguez Tello es todo un experto cervecero que nos habla en esta entrevista de sus gustos, rituales y momentos especiales con la cerveza. ¡Es nuestro amante cervecero del mes!

¿Cuál es tu lugar favorito para beberte una cerveza?

El lugar para mí siempre ha sido lo de menos. He tomado cerveza en muchos lugares y mi afición por las dos ruedas hace que disfrute yendo cuanto más lejos mejor. 

¿Y tu mejor acompañante para tomarse una caña?

Mis amigos. Nos juntamos los viernes y compartimos momentos juntos alrededor de unas cervezas. Es un momento especial, no tengo que valorar estilos, no busco maridajes… es el placer por el placer. 

¿Un momento especial de tu vida que hayas celebrado con cerveza o que relaciones con la cerveza?

Desde que me dedico a la hostelería, me ha tocado trabajar en campaña navideña, eso quiere decir que días como Navidad, Reyes o Fin de Año los paso trabajando en el restaurante. Desde hace tiempo, en Fin de Año, no como uvas ni brindo con cava, lo que hago es prepararme una cerveza y beberla durante las campanadas. De esta manera, siempre acabo el año y lo empiezo bebiéndome una cerveza.

¿Recuerdas cuándo y dónde tomaste tu primera cerveza?

Si, estaba en casa de un amigo, jugábamos con la videoconsola a un juego de fútbol. No intentaré recordar que edad tenía por si el crimen no ha prescrito. Esa tarde descubrí dos cosas, que la cerveza me gustaba y que no se me dan bien los videojuegos de fútbol. 

¿Qué tipo de cerveza es tu favorita?

Me apasionan las cervezas negras irlandesas. Una pinta de una buena Stout y con eso soy feliz. Las notas torrefactas y su baja graduación de alcohol, me encantan. 

¿Y cuál es la cerveza más rara que has probado?

Creo que en la línea de las cervezas más raras hay dos, una de ellas es Start the Future, con 60%vol de alcohol, y la otra es una cerveza creada por mi gran compañero de batallas Toni Romero, a la que añadió alcachofas a la brasa. 

¿Cómo definirías la sensación de tomarte una cerveza después de un mal día?

Pura relajación. Es una manera de eliminar lo negativo que te ronda la cabeza. Tan solo con escuchar el sonido del gas al abrir la chapa ya notas como empiezas a encontrarte mejor.

¿Qué música te gusta escuchar mientras tomas una cerveza?

Me encantan el Rock y el Metal, MotörHead, ACDC, AirBourne, Extremoduro… 

¿Tus rituales o manías para tomarte una cerveza “perfecta”?

Soy muy poco maniático en ese aspecto, pero sí que es cierto que me gusta beber en una copa adecuada. Puede parecer que no cambia, pero una buena copa hace mucho respecto al líquido que hay en el interior 

¿Tienes alguna anécdota que puedas contarnos donde la cerveza fuera protagonista?

Recuerdo la primera sesión que hicimos de maridajes en una feria de cervezas. Habíamos preparado cuatro maridajes distintos para unas cervezas y fue la primera vez que participamos en un evento para contar nuestra propuesta de cómo trabajar la cerveza en los restaurantes, ni mucho menos nos imaginábamos que años después íbamos a sacar un libro al respecto. 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *