Xoel López, profeta en su tierra en la Sala Finisterrae

Xoel López Sala Finisterrae Coruña 6
05/12/2015 ·

María Nieto Díaz

A Coruña, viernes, Sala Finisterrae. Diciembre da una tregua a los coruñeses y la noche es agradable y seca, invita a salir y disfrutar. A 15 minutos de la apertura de puertas del concierto la cola asciende por la vetusta escalera de piedra que da acceso al recinto. Antes de las 22:45 la sala está ya prácticamente llena, y en la puerta hay todavía quien espera impaciente el milagro de manos de alguien que renuncie a una de sus entradas. El sold out está colgado desde hace ya días. Definitivamente, hay quién sí es profeta en su tierra.

Xoel López regresa a A Coruña para presentar “Paramales“, el disco con el que asegura haber dado un giro interpretativo en su carrera. Tras el éxito de Deluxe y sus primeros discos en solitario, después de que “Atlántico” rompiese moldes y sus escarceos con Lovely Luna le granjeasen el favor del público más indie, “Paramales” es algo así como un enorme, alto y claro “porque me da la gana”. Desencorsetado, sin restricciones, sin más prejuicio que el que el propio artista ha querido imprimirle, es un disco redondo en todos los posibles sentidos -y perdónenme el chiste fácil-.

Xoel López Sala Finisterrae Coruña 3

Con la sala rebosante Xoel sube al escenario al ritmo de “Here comes the sun” y el público corea. Se mastica comunión y aún no ha arrancado el concierto.

Patagonia” es el tema elegido por el artista para comenzar el directo. Con “El hombre de ninguna parte” se rompe el poco hielo que quedaba en la sala, un improvisado carnaval que comienza en el escenario y se extiende hasta el último rincón de la última barra de la sala arrasa el local. Coros, saltos, risas…

Xoel López Sala Finisterrae Coruña 4

Estamos presentando Paramales, ayer estuve todo el día de entrevistas y todos me preguntaban por qué he tardado tanto en venir a tocar, pero es que el disco salió en verano“, explica Xoel, para dar a continuación las gracias a todos.

Los aplausos cesan solo para dar paso al Laberinto y Por el viejo barrio.

Esta canción hace referencia a esta misma ciudad“, explica Xoel presentando “Almas del norte“, un tema que habla de su adolescencia coruñesa, de sus inicios musicales y de un despertar profesional que sin duda le ha llevado por el buen camino.

Aún hay mucho de ese joven con alma de artista pegado a una guitarra en el Xoel que se come hoy el escenario sonriente, sintiéndose cómodo. Ha encontrado esa tribu de “almas negras” y son ahora devotos acólitos que corean cada verso y aplauden cada acorde.

Xoel López Sala Finisterrae Coruña 5

Paramales” es un compendio de ritmos aparentemente inconexos que sin embargo demuestran funcionar fantásticamente bien juntos. Un claro ejemplo es “Caballero“, un tema en el que las reminiscencias latinas conviven con cierto toque de pop inglés y con el sonido inconfundible del cancionero popular, de Galicia a Andalucía. Sin complejos, sin lastres. Y con mucho talento.

Esta es un homenaje a todos los que cruzaron el charco buscando una vida mejor y se encontraron una ciudad como Buenos Aires“, dice un sonriente Xoel presentando el tema “Buenos Aires“, y con cada “cansado de estar cansado” se eleva el tono del coro del público.

Mientras el artista cambia de guitarra el público se anima “Xoel, Xoel, Xoel“, sin dejar indiferente a López. “Muchas gracias de verdad“.

Xoel López Sala Finisterrae Coruña 2

Llega el turno de “Un año más“. “La compuse un poco pedo…“, confiesa, “…una noche al volver con unas copas, con un cuatro y escribiendo la letra de cualquier manera“. Pero no suena de cualquier manera, ni mucho menos. “Por todo lo que pudo ser y todo lo que no será” se convierte en el preludio de un Xoel entregado a un solo de guitarra eléctrica fantástico.

Esta quizás es la canción más lenta del disco” explica presentando “Caracoles“, una preciosa balada llena de romanticismo natural y cotidiano, recogiendo esa pareja como refugio personal. Esa canción sin pretensiones, sincera y bonita, que conquista corazones sin aspavientos.

El espíritu cosmopolita de “Paramales” se respira en cada tema, pero tal vez “A serea e o mariñeiro” sea uno de los mejores ejemplos: percusiones brasileñas, letra en gallego, ritmos argentinos, ciertas reminiscencias a los 90… Una combinación imposible que se torna infalible. Funciona, atrapa, conquista.

Xoel López Sala Finisterrae Coruña 4

Con “Tierra“, un tema en perfecto plano secuencia convertido en himno, el concierto parece marcar su ecuador. Y tras dos guitarras y una maraca, la armónica sirve a Xoel para marcar los acordes del Himno Gallego primero -coreado por todo el público- y de “Reconstrucción” después, recuperando así alguno de los temas de Deluxe y retomando ese ritmo rockero que en realidad no ha dejado atrás, simplemente fusionado y matizado con todas las influencias que han convertido su evolución en un camino de autodescubrimiento y de sorpresa para quien se acerca a cada nuevo trabajo del artista.

Los coros al más puro estilo “Love Caravan” de los Housemartins en “Yo vi un hombre desaparecer” son un gran ejemplo de esa evolución sorprendente y perfeccionada que Xoel ha experimentado con los años.

Todo, claro, sin que sus viejos temas pierdan vigencia en ningún momento, convertidos muchos en himnos generacionales como “Historia Universal“, que hace saltar al respetable sin complejos. La máquina del tiempo que supone un directo de Xoel López está bien engrasada: viaja del pasado al futuro sin complejos y sin afectar en absoluto al ritmo del concierto.

A estas alturas el concierto lleva más de hora y media de rodaje y no parece necesitar tregua. Da la sensación de que si el artista quisiera recorrer todos y cada uno de los temas de su discografía el público corearía cada uno de ellos con el mismo fervor, desde el single revelación a la cara B más oculta.

Xoel López Sala Finisterrae Coruña 1

La apoteosis llega con “Yo solo quería que me llevaras a bailar”, en la que ya no se oye a Xoel, solo a una sala enfervorecida y entregada que baila y canta a gritos mientras los brazos se elevan al techo, queriendo tocar esa lámpara de araña enorme que adorna el salón.

Y ya en los bises, con la sala venida arriba, “Todo lo que merezcas” hace subir la temperatura con su ritmo a caballo entre la ranchera moderna y el pop.

El directo más esperado de la gira de presentación de “Paramales” termina con “De pierdas y arena mojada“, ese tema que recoge perfectamente la orografía de la ciudad que vio nacer el talento de Xoel y que reza en su estribillo “y yo no creo en los fantasmas”, porque ninguno queda planeando sobre la carrera de este coruñés capaz de pasar de la Bossa Nova al brit pop sin despeinarse, y que ha logrado ser, contra la tradición, la maldición y hasta el karma, profeta en su tierra.

Artistas relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter

Responsable del Tratamiento: Hijos de Rivera, S.A.U.. Finalidad del tratamiento: remisión de los boletines o newsletters de acuerdo a sus intereses. Legitimación del tratamiento: ejecución de un contrato/acuerdo. Destinatarios: no se cederán datos, salvo obligación legal. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad. Más información aquí.