Imparables. Más de dos décadas en activo y todavía siguen siendo un derroche de energía inagotable sobre el escenario, donde parece que cualquier cosa puede suceder. Apenas alcanzaba el concierto su segundo tema y ya teníamos a Nic Offer mezclado entre el público y subido a las barras, llevándose de calle a sus seguidores en una especie de comunión colectiva. Noche de miércoles laborable y casi invernal, dos pequeños detalles que durante unas horas pudimos olvidar entre las paredes de la sala Shôko.

!!! siguen siendo uno de los grupos más divertidos e imprevisibles en directo, célebre por su particular manera de aunar dance, punk y electrónica. Con ese toque funk hiperactivo, una enorme querencia por el baile y por supuesto todo un reto a la hora de nombrarles o buscarles en internet… Valga como parte esencial de su idiosincrasia e incluso como paralelismo con su enorme facilidad para navegar entre distintos estilos, traspasando el concepto de banda tradicional.

En Wallop, su disco más reciente, publicado a finales del pasado mes de agosto por Warp Records, la banda se desprendía todavía un poco más de prejuicios ofreciendo mayor accesibilidad y propuestas para convertir los conciertos en una fiesta. Así sucedió este miércoles. Enmarcado en la XV edición del 981 Heritage SON Estrella Galicia, que en la misma semana ponía su broche de oro definitivo con el show en vivo de Baiuca, la banda residente en Nueva York regresaba a la capital para recordar viejos tiempos y continuar con su revolución a través del baile.

Canciones como ‘$50 Million’, de su último disco, servían para abrir la veda evidenciando su lado más disco y un peculiar sentido del humor repleto de ironía («Fifty thousand dollars wouldn’t change my mind / but fifty million, now we’re talking»). A destacar la aportación de la covocalista Meah Pace, tanto en el disco como en directo, dueña de una demoledora actitud sobre las tablas y perfecta contrapartida de Offer, abriendo agradecidas posibilidades sobre el escenario desde un segundo plano o repartiéndose el protagonismo.

Intercalando temas en la misma onda con otros más duros y oscuros, en los que reinaban las líneas de bajo de Rafae Cohen, llegarían hits recientes como ‘Serbian drums’, uno de los primeros adelantos de Wallop, que recientemente y como en otras ocasiones conocía versión en español, rebautizada como ‘Tambores Serbia’; y otras con más recorrido, caso de ‘Freedom! ‘15’. Otro de los nuevos temas, ‘This is the door’, servía para despedirse por primera vez, antes de volver de los camerinos y rematar con un clásico de su repertorio como ‘Slyd’, subiendo a niveles máximos de calor e intensidad.

Antes del ciclón !!!, con la tarea a veces complicada de romper el hielo, Nic Offer y los suyos invitaban a RRUCCULLA al igual que en el resto de fechas españolas. Así, la sala Shôko, todavía recibiendo a un público que poco a poco acabaría abarrotando el lugar, comenzaba a vibrar con el proyecto de Izaskun González. Una propuesta de electrónica dura y en absoluto complaciente, grabando en directo las bases de batería para luego incorporarlas a la mezcla. Una experiencia diferente que se suma a la gran colección de momentos únicos que nos ha regalado esta intensa edición del 981 Heritage SON Estrella Galicia.

Síguenos en Instagram

Instagram

Síguenos en Facebook

Facebook

Síguenos en Twitter