Alondra Bentley en Madrid, una década de sistema propio

01/02/2019

Texto: Beatriz H. Viloria

 

Ha empezado un año muy especial para SON Estrella Galicia. El ciclo de conciertos que marida directos especiales con la mejor cerveza celebra su primera década de actividad. Hace 10 años también nació otro proyecto, el de la angloespañola Alondra Bentley. En 2009 se presentó en sociedad con Ashfield Avenue y acabó 2018 publicando Solar System (Mont Ventoux), quinto trabajo donde ha dado una vuelta de tuerca a su sonido, y con esa misma voluntad arrancó su reciente concierto madrileño, fecha que dio el pistoletazo de salida a la nueva temporada de SON EG Live en la capital.

Con ‘Mixtapes’ inauguraba una noche realmente galáctica en la Sala 0; luces de colores sobre el escenario, el vestido de Alondra parecía un cielo estrellado, sus botas doradas el sol y nos invitó a su particular sistema en el que lleva orbitando todos estos años.

 

 

Micro en mano, Alondra se movía por el escenario y explicó con la misma dulzura con la que cantó de dónde venían los pegadizos estribillos de I’ll be alright – de nuestros maravillosos mecanismos de defensa– o Priority (lo importante que es establecer nuestras prioridades). A pesar del protagonismo de Solar System, las bien conocidas melodías de Resolutions (2015) también hicieron su aparición, como Remedy o la trepidante What will you dream. 

Se iba acercando el primer descanso cuando Alondra nos sacó a bailar 45 hours, y realmente el personal deseaba más horas de recital. La de Lancaster regresó sola, y, por primera vez en la noche, se colgó una guitarra “desafinada” y nos llevó de vuelta a aquella avenida de Ashfield donde la conocimos con ‘…’, poco más de tres minutos de pura magia.

 

 

Se unió el resto de la banda para llevarnos de vals en el carrusel al que recuerda Of all the living creatures, why a human being? y Alondra dio las gracias, asegurando que había muchísimas cosas que se pueden hacer un sábado, pero todos los presentes lo habían tenido claro. Radiante y contenta, decidió meter un extra, haciéndole un guiño a su maravilloso disco para niños con The Break of Dawn, asegurando que no hay que recibir menos de cinco abrazos al día. Y, así, claro, el personal empezó a abrazarse. Este es el efecto que tiene Alondra, que hipnotiza con su sensibilidad, su dulzura y consigue que la sigas a una avenida, al Sistema Solar y a donde ella quiera.

¡Feliz 10º aniversario para ti también, Alondra Bentley!

 

 

Fotos: Le Chuck Studio

Artistas relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter

Responsable del Tratamiento: Hijos de Rivera, S.A.U.. Finalidad del tratamiento: remisión de los boletines o newsletters de acuerdo a sus intereses. Legitimación del tratamiento: ejecución de un contrato/acuerdo. Destinatarios: no se cederán datos, salvo obligación legal. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad. Más información aquí.