PortAmérica 2017, crónica de un éxito anunciado

26/07/2017
Compartir en
PortAmérica 2017

Un festival donde no se solapan horarios. Donde puedes ver en el mismo día a Aterciopelados, Iván Ferreiro, The Horrors o a Triángulo de Amor Bizarro. Y sin temor a perderte ni una sola canción porque el espacio es más que agradecido y te permite moverte de un escenario a otro en lo que tardas en dar un par de tragos a tu cerveza. Un festival donde todo pilla a mano. Un festival donde puedes degustar un bocata de chocos en tinta con emulsión de Padrón o unas fajitas de costilla de buey gallego con pimientos encurtidos y kimbchi, mientras saludas a Carlangas, de Novedades Carminha que, como tú, le está hincando el diente a alguno de los pinchos únicos creados especialmente para la ocasión por una decena de Estrellas Michelín comisionados por Pepe Solla.

 

PortAmérica 2017 Iván Ferreiro

 

Un Carlangas que, como tú también, está flipando al ver a Jorge, de Vetusta Morla, Alberto, de Niños Mutantes, Alice Wonder y Pepe Solla interpretando al lado de los fogones, en la zona de ShowRocking, una versión acústica de “Errante”, de Niños Mutantes. Un festival en el que sostenibilidad y modernidad van de la mano. Y no solo eso, traspasan fronteras y océanos.

 

 

Ese festival existe. Se llama PortAmérica, y del 13 al 15 de julio celebró su sexta edición en Caldas de Reis (Pontevedra). Era cuestión de tiempo que la propuesta, que ya despuntó desde sus inicios en 2011 en Nigrán, se consagrara como una de las citas más importantes del verano en nuestro país. El bucólico y cómodo espacio de la Carballeira de Caldas de Reis, y su alianza con el Cultura Quente, que se celebra durante la primera quincena de julio en la zona, han tenido parte de culpa en la consagración de este éxito que estaba cantado.

Este cambio de ubicación no solo ha servido para asentar un formato que en Nigrán no acababa de encajar, también para inyectar más ganas e ilusión entre organización, seguidores y bandas. Tanto es así que a los dos días de finalizar esta sexta edición se pusieron a la venta los abonos para la edición del 2018 que se celebrará entre el 5 y el 7 de julio en Caldas de Reis.

 

 

No es para menos. No es moco de pavo ver el mismo día a veteranos del panorama español como Quique González, Xoel López, Depedro o Leiva junto a jugosas propuestas del otro lado del Atlántico, difíciles de ver en nuestro país, como Orkesta Mendoza, Porter o el “fenómeno” Yall, el colectivo audiovisual barcelonés que está triunfando en todo el mundo gracias a hits como “Hundred miles”, que sirvió como banda sonora de una campaña publicitaria y que ahora suena en todo el planeta.

Por si esos fueran pocos atractivos, tampoco es asunto baladí ver la camaradería entre unas y otras bandas que se fomenta aún más en festivales como este y que se acaba contagiando al resto del público. No había más que estar un poco atento a lo que sucedía a nuestro alrededor el sábado, última jornada del festival, para presenciar la admiración de Quique González y sus Detectives hacia Depedro, a quién espiaban tras bambalinas mientras el madrileño compartía escenario con, entre otros, su compadre Sergio Mendoza, de Orkesta Mendoza, con el que además comparte filas en Calexico. Horas más tarde, como si se tratara de un par de colegas que se encuentran por casualidad y acaban cantándole a la noche, un eufórico Quique González saltaba al escenario junto a Leiva y su Leiband, para entonar“Crímenes Perfectos”, de Andrés Calamaro. Ni el propio Leiva sabía que esto iba a suceder, tal y como se aprecia en el vídeo.

 

 

En realidad, PortAmérica es eso. Es el festival en el que no te importa que alguien se cuele mientras estás pidiendo una cerveza, total, cerveza hay para todos, y charleta con el resto de gente que espera como tú, también. PortAmérica es ese festival donde un grupo de amigos que no conoces de nada te acoge porque es igual de freak/fan que tú de esa canción que nadie conoce de la cara B del disco que nadie conoce de una banda que casi nadie conoce. PortAmérica es ese festival en el que sabes que sí o sí escucharás “Promesas que no valen nada” de mano de Iván Ferreiro y su piano en algún ShowRocking.  

 

 

Este año PortAmérica también nos permitió disfrutar de Iván Ferreiro en un formato mayor, con banda, en el escenario SON Estrella Galicia. Eso sucedía el jueves, cuando acabábamos de aterrizar en Caldas de Reis. Justo el mismo día que degustamos bien cerca esos tintes de rock industrial de las canciones de The Horrors ¿Quién dijo que la primera jornada de un festival es el día “flojo”? También el jueves se produjo ese grito a la libertad, a la naturaleza y al abrazo entre culturas que representa la banda colombiana Aterciopelados. Una filosofía 100% PortAmérica. Como ese canto al amor, a la naturaleza y al arte que fue el concierto de Rufus T. Firefly un día después, el viernes.

 

 

 

Una jornada, la del viernes, en la que no pasaron desapercibidos los directos de Kase.O, Asian Dub Foundation, Los amigos invisibles y, cómo no, Novedades Carminha. Porque si de buen rollo, sinvergüencería y fiesta en familia hablamos, ellos son claro ejemplo. Será porque llevan el ADN PortAmérica en la piel. Ese ADN que comparte Xoel López, también de la casa. El coruñés ofreció el que probablemente fuera uno de los conciertos más emotivos y significativos del festival. Fue una noche de reencuentros: con el público de PortAmérica, con los artífices (y amigos) del festival que han apoyado la carrera de Xoel desde sus inicios, y con un repertorio que Xoel ha denominado “Las favoritas de Xoel” que hace un recorrido de toda la discografía de un artista único en su especie.   

 

PortAmérica 2017 The Horrors

 

Y otra vez en PortAmérica, gracias a Xoel López, esa sensación. La de amigos que están celebrando algo. Algo importante. Y sí, había mucho que celebrar. Que un festival de estas características sea un éxito, con todo lo que ello conlleva, hay que celebrarlo. Y lo seguiremos celebrando muchos años más ¡Larga vida a PortAmérica!

Revive aquí los mejores momentos de PortAmérica 2017:

 

Artistas relacionados