“Wuoh, Purple Weekend. Menudo fin de semana, ¿no? ¡Muy mola!”. El que lo dice es Kurt Baker, que limpia la sudorosa frente con la manga izquierda de su chaqueta abrasado por los focos y la mecha que enciende con la guitarra. Es medianoche del 7 de diciembre y estamos en el Escenario SON Estrella Galicia en su noche de clausura. Purple Weekend cerrará su XXVII edición el martes con la actuación de Urge Overkill en el Espacio Vías. Todo ha cambiado. Purple Weekend ha mutado en su programación. Poco importa. Cualquier banda en cualquier otro festival habría cancelado su participación si tiene problemas para viajar. No en el Purple. Aquí las bandas quieren tocar siempre.

kurt-baker-combo-purple-weekend-2015

Baker debía cerrar el festival pero está ahí, sobre el escenario, tocando como Kurt Baker Combo dos años después de su última visita al festival. Esta vez lo hace con su nueva formación, parte española desde que dejase Portland para vivir en Madrid en la búsqueda del rock and roll. En nuestro país ha encontrado el latir de las guitarras y se le ve contento. Pletórico si tenemos en cuenta las muestras que da sobre el escenario del Purple Weekend. “Necesitamos bailar, hoy es lunes y mañana es una fiesta también. ¿De resaca? No pasa nada, ahora más glup glup”. Ya sea en inglés o en sus intentos por hablar castellano, Baker demuestra ser un tipo carismático que sabe como animar un directo. Power pop directo, del que engancha y que ha sabido plasmar en “Play It Cool” (Rum Bar Records, 2015) junto a ritmos encasillados entre finales de los 70 y principios de los 80 que en su concierto suenan atronadores, al mismo nivel que hicieran Biscuit una hora antes.

biscuit-purple-weekend-2015

Los catalanes eran los encargados de calentar el ambiente. Dos décadas después de su nacimiento, la banda de Vilanova i la Geltrú se encuentra en un envidiable estado de forma. Fe y tenacidad para seguir en la senda del rock and roll conforman a un grupo en eterna juventud al que muchas bandas de hoy en día les deben todo quizá sin saberlo. Mantener viva la llama del rock pese a modas no debe ser un trabajo fácil. Ahí está “Goodbye Again Or” para demostrarlo, adelanto del nuevo álbum que verá la luz en 2016 cargado de coros, clase y un estribillo imposible de borrar. “¿Cómo andáis? Era asiduo al Purple Weekend cuando no tenía críos y todo eso”. Xavi Cardona no daba ni un respiro porque Biscuit no se andan con remilgos. Tan altos, tan crudos, tan puros, tan directos. Sin Biscuit el mundo sería un lugar aún peor.

reigning-sound-purple-weekend-2015-2

Y ahí estaba Greg Cartwright. Perfectamente afeitado, desenfundándose su chaqueta de cuero con su eterno gesto de preocupación. Tras él los ya conocidos The Jay Vons, esta vez de secundarios. Mismo escenario, distinta función. Juntos forman Reigning Sound, proyecto del de Memphis fundado en 2001 y que en los últimos tiempos no se entiende sin el cuarteto de Brooklyn. Así, cerrando el Escenario SON Estrella Galicia, presentaron “Shattered” (Merge Records, 2014), álbum elogiado el pasado año en el que el rock entra en contacto con el soul y que en el Purple Weekend llevaron al directo con la perfección con la que sólo un músico de Tennessee puede hacerlo.

Síguenos en Instagram

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter