Ángel Stanich en Playa Club Coruña 2

La voz de Ángel Stanich es inclasificable. Como su música. Como él mismo. El artista revelación del año se ha ganado una merecida fama de ermitaño –frecuenta poco los medios, y todavía menos el ambiente artístico- que sin embargo no se corresponde con su presencia sobre el escenario.

Con solo un álbum en su haber, el aclamado “Camino Ácido”, además de dos EPs, el santanderino ha logrado conquistar a público y crítica con su sonido de corte claramente americano. Guitarras dolidas, baterías marcadas y letras que viajan entre lo lisérgico y lo metafórico son su sello de identidad, y con él se subía al escenario del Playa Club.

Ángel Stanich en Playa Club Coruña 1

La banda se luce en su salida a escena. Demuestran un talento y una capacidad poco común, y arropan con sus coros –excepcionalmente buenos- a un Stanich que arranca con “Amanecer Caníbal” el concierto.

Salta y baila sobre las tablas, se siente en su elemento. Poco parece quedar de ese tímido excesivo y misterioso que vive como un ermitaño las promociones y giras. Sobre las tablas Stanich se crece, e incluso habla animadamente con el público.

«Queremos ser diversión y un plan alternativo en un día tan cargado de fútbol«, explica dicharachero e informal.

Ángel Stanich en Playa Club Coruña 3

«El Cruce» consigue coros entre el público y que todo el mundo salte embebido de la magia casi lisérgica que desprende el sonido de un proyecto que ha logrado una identidad propia.

El concierto avanza y llegan las sorpresas. Ángel Stanich presenta a un invitado especial: «Para nosotros es el señor Trueno, él cree que es mudo, así que no le quitéis esa ilusión«. Con estas palabras sube a escena Jave Rylen, y junto a él interpretan «Camino Ácido«.

Es el preludio de los grandes hits de quien nunca quiso escribir uno. Sus temas nacen con vocación underground y sin embargo logran ser coreados por los cientos de personas de la sala, exactamente lo que sucede con «Jesús Levitante».

Con el anuncio de «La Noche del Coyote» la presentación se ve interrumpida por las peticiones populares «pedidme de uno en uno que si no no me entero» apunta Stanich. «Quiero el silencio del desierto de Mojabe si puede ser»

Ángel Stanich en Playa Club Coruña 4

Y pudo. Llegó «Último Aviso«, una magnífica versión de Donovan y el éxtasis en forma de «Carbura«, que cierra dando las gracias al público por haber sucumbido a la música en una noche tan futbolística.

Pero la aclamación popular lleva de nuevo a la banda al escenario con unos pequeños bises, porque «todo es negociable» dice Ángel Stanich antes de que su banda se marque una fantástica interpretación de “El Río” de Miguel Ríos, con coros del público a todo gas.

«Metralleta Joe” es el tema elegido para cerrar una noche que se sella con los brazos del público en alto, pidiendo más aunque sea en una segunda vuelta. Un regreso que se espera desde ya mismo con muy buen sabor de boca.

 

Artistas relacionados

Síguenos en Instagram

Instagram

Síguenos en Facebook

Facebook

Síguenos en Twitter