Aerolíneas Federales

Dicen que han regresado, que Aerolíneas Federales están de vuelta y que lo han hecho con su tripulación más genuina y exitosa, pero la verdad es que nunca se fueron. Y no sólo porque permanecieran en la memoria colectiva de un porrón de generaciones que han seguido descubriendo sus canciones, sino porque se han mantenido deambulando por la música, por la noche, por la calle y por los bares, con toda su sorna y su encanto.

AEROLINEAS FEDERALES

Aerolíneas Federales es uno de los referentes en el renacimiento musical español de las últimas décadas. En aquellas épocas los grupos españoles asimilaban como podían la new wave inglesa pero en muchas ocasiones, y con el “do it yourself” por bandera, muchos suplieron sus escasos conocimientos musicales con talento, ingenio y muchas ganas de aprender. Aunque el epicentro era Madrid, en Vigo también surgían una cantidad interesante de propuestas que seguían patrones similares. Una de esas bandas fue Aerolíneas Federales. Sin virtuosismos, con desenfado, y la diversión y la transgresión en mente, la banda se va haciendo poco a poco un nombre en el territorio nacional.

D.R.O. les da la oportunidad de lanzar su primer disco, el homónimo “Aerolíneas Federales” (DRO, 1986). Canciones simples, sin estridencias pero con una clara vocación festiva, mucho desenfado y coros marca de la casa. Canciones como “No me beses en los labios” o “Soy una punk” son clásicos imperecederos del pop español. Esta primera grabación del grupo ya contaba con Silvino Díaz, Coral Alonso, Rosa y Miguel Costas y Luis Santamarina y supuso, además, un pequeño empuje para la consolidación de una música que buscaba una autonomía del arte respecto de la situación política, vinculándose a motivaciones más hedonistas. Después del éxito de su primera propuesta, AAFF, se consolidó con 4 álbumes más, a razón de uno por año, los dos primeros “Hop hop” y “Tomando tierra”, con producciones elaboradas y menos guitarreras y de seguido con una ruptura estética y de sonido, pues la producción preciosista, llena de teclados da paso a un sonido más ácido y ramoniano. En ese contexto editarán “Échame sifón”, último en el sello DRO, y “Una o ninguna”, donde con un sonido más maduro logran ofrecer un resultado muy meritorio para despedir su carrera discográfica.

La última etapa de AAFF, ya inactivos, fue la relacionada con el exitoso programa de la Televisión de Galicia “Xabarín Club”, donde junto a otros muchos artistas gallegos colaboran con la entrega de 6 canciones impecables que formarían parte de toda una banda sonora generacional. Gracias a himnos como “Non todo é o que parece” o “Oh que calorAAFF es así entonces conocido por toda una nueva juventud gallega que, al calor de los dibujos animados, van masticando canciones de los vigueses. Las causas del regreso de los vigueses no son unívocas. Las obligaciones laborales y familiares y el alejamiento musical de algunos miembros eran circunstancias que hacían pensar en una improbable reunión, pero la insistencia de un fan latinoamericano posibilitó el retorno.

Nadie podía imaginar que en Lima se editaría un homenaje a AAFF, y menos aún que su promotor, Leonardo del Castillo “Leo Bacteria”, iba a empeñarse también en juntarlos nuevamente, pero fue tal que así. En el 2005 el sello peruano Ya Estás Ya edita el disco tributo a Aerolíneas FederalesAlegra la Cara” (Ya Estás Ya, 2005), en él participan un total de 21 grupos de España –La Monja Enana, Cecilia Ann, L-Kan-, México, Perú, Chile y Argentina con versiones de la banda de Vigo, una banda que trajo la frescura y el desenfado a nuestra escena, precursores en cierto modo de ese movimiento de los 90 que se conoció como tontipop.

Bandas como Vacaciones o Los Fresones Rebeldes les deben mucho a AAFF, pero no sólo estas, ya que su influencia en grupos abanderados del electroclash como L-Kan o Superputa también es evidente. Finalmente, en 2011, los 5 componentes originales de AAFF respondieron positivamente a la propuesta del superfán peruano y allá se fueron a ondear el pabellón y a demostrar que seguían más vivos que nunca y tan divertidos como siempre. En la resaca peruana fluyeron acompasadas las ideas: tamaña movida para sólo un evento, sería tremendo desperdicio. Si tan a gusto se sentían juntos en aquel vuelo transoceánico de regreso, ¿por qué no prolongar la aventura? La esencia de la vuelta es la profundización en el concepto de música que habían expresado en su época, buscando el bienestar del espectador y construyendo todo un mundo pop que había partido desde los años 80 en España y que había sido interrumpido en esencia durante unos años.

Pocos grupos habían seguido la idea de Aerolíneas de construir un discurso musical asociado a una estética que ayudara a evadirse, a dar rienda suelta a todo un espíritu bretoniano donde el inconsciente ayuda a complementar lo racional. El amor, el sexo, la provocación, el existencialismo, el surrealismo, la socarronería, lo pop, lo punk, la seriedad, son elementos de esta vuelta, al igual que lo fueron en su momento de vida. Con el empuje que dio este regreso AAFF se deciden a publicar las canciones inéditas que iban a formar parte de su 6º disco y que guardaban como oro en paño. Para ello encuentran la inestimable colaboración de Elefant Records que, entusiasmados con la idea proponen editar un doble disco con todas las maquetas realizadas por el grupo tanto en sus orígenes como en su última etapa. El resultado es “Hasta el final… y más allá” una verdadera antología del grupo basada solamente en grabaciones caseras o inéditas.

Y así fue como se sucedieron las actuaciones y la presentación de su nuevo disco en Barcelona, Madrid, Vigo, Santiago, Festival de Cans, Festival Do Norte… donde encandilan a público y crítica y abarrotan todo tipo de recintos, ya sea cerrados o al aire libre… El espíritu de esta nueva vida en la carrera de AAFF sigue siendo la diversión y el disfrute del momento, y el discurso en el que se insertan los vigueses es en el de un nuevo relato de la música gallega alejado del ofrecido por los relatores “oficiales” de la movida viguesa, quienes han sido albaceas equivocados de las explicaciones de lo que sucedió en Vigo durante todos los años 80. Aerolíneas es el ejemplo de que desde otros parámetros artísticos y otras tradiciones musicales se pudo llegar a construir un relato alejado de los grandes personajes e insertado en la esencialidad de Vigo, de la participación de la gente y de la diversión y la autonomía artística.

En cuanto a lo musical, han regresado los AAFF que ellos creen que son, y esa es la riqueza de esta vuelta. El concepto de “Aerolíneas Federales” lo han pulsado sobre el primer disco, es decir, el primer momento, también sobre la fructífera etapa relacionada con la TVG y sobre las canciones inéditas previas a su disolución y recientemente publicadas. Así es como se ven Aerolíneas en este momento y lo que creen que más nos ha llegado al resto. Los conciertos han estado preñados de esos momentos, aunque han incluido canciones de otras épocas, pero la esencia es esa. El sonido es también de la primera época mezclado con el de la última. Esos son, en definitiva, los Aerolíneas Federales que han vuelto: guitarras contundentes, buenas performances en el escenario y ganas de pasarlo bien, mientras tanto trabajan en nuevas composiciones con las que regalarnos un nuevo disco en el 2014.

Cuándo: sábado 20 de junio
Hora: 21:30h
Dónde: Sala Garufa, A Coruña. SON Estrella Galicia
Precio: oferta limitada 10€
Venta de entradas: https://www.ticketea.com/aerolineas-federales-en-coruna/

Artistas relacionados

Síguenos en Instagram

Instagram

Síguenos en Facebook

Facebook

Síguenos en Twitter