Pablo Amargo

Oviedo

Compartir... Facebook Facebook

Ganador de numerosos galardones, como el Premio Nacional de Ilustración 2004 (Ministerio de Cultura) o el Award of Excellence de Communication Arts (EE. UU) en 2013 y 2014, ha colaborado en publicaciones como New York Times, El País Semanal, The New Yorker, The Boston Globe o La Vanguardia, ha realizado cubiertas de libros, carteles y comunicación, y ha ilustrado libros, como el multipremiado Casualidad (Barbara Fiore, 2011).

Etiquetas:
Pablo Amargo Oviedo
Compartir... Facebook Facebook

¿Cómo llegaste al mundo de la ilustración?

 Siempre me gustaron los libros ilustrados y cualquier tipo de imagen impresa. Me pareció una de las mejores cosas a las que dedicar la vida. Empecé a publicar libros, aunque luego vinieron carteles, ilustraciones para prensa, revistas…

¿Cómo acogiste o que te parece la propuesta de colaboración en el proyecto de etiquetas del 110 aniversario de Estrella Galicia?

 Me pareció un honor haber sido escogido para participar en este proyecto, el formato, el tema propuesto y las características visuales en las que tendría que trabajar me resultaron inusuales. No podía rechazar un reto así.

¿Qué técnica aplicaste en la realización de tus etiquetas?

Las técnicas imprescindibles para hacer mi trabajo son el lápiz y el papel para resolver las ideas y el ordenador para fijarlas.

¿Qué ventajas crees que ofrece que la marca cervecera Estrella Galicia interactúe y apoye el trabajo de autores gráficos?

 Los artistas gráficos y la cultura cervecera siempre han tenido algún que otro nexo común. Hacía falta que alguien diera el paso para juntarlos y hacer visible esa mutua simpatía.

¿Cómo definirías tú la cultura cervecera?

 La cultura cervecera es un momento. Un momento distendido, un momento con los amigos, un momento con conocidos, siempre con buenas expectativas y también un momento con uno mismo.

¿Cuál fue la inspiración para tu etiqueta y qué has querido transmitir con tu pieza?

 El tema que me propusieron fue el del aroma. Para un anósmico es un reto complicado. He pensado en sensaciones táctiles, térmicas y momentos vitales que se asocian con el olor de las cosas. Pensé en una escena plácida en una noche de verano. 

Etiquetas: