Jon Juárez

Iruña-Pamplona / Donostia-San Sebastián

Compartir... Facebook Facebook

Ilustrador y animador, ganó el Premio Injuve en 2012. Ha colaborado en distintos medios impresos de Francia, Inglaterra, Estados Unidos y México. En 2013 realizó el cómic Almanaque para el lanzamiento de una nueva colección de la marca Bimba y Lola.

Etiquetas:
Jon Juárez Iruña-Pamplona / Donostia-San Sebastián
Compartir... Facebook Facebook

¿Cómo llegaste al mundo de la ilustración?
Siempre he creído que tenía cosas que contar, aunque fuera a mi mismo… Me gusta el cine y sobre todo el cómic, que creo que es una forma de arte aún muy joven, queda mucho por hacer. Pero esos procesos son largos, y no son rentables, así que una manera de mantenerse a flote sin llegar a oxidarse es hacer encargos comerciales. Son las reglas del juego.

¿Cómo acogiste o que te parece la propuesta de colaboración en el proyecto de etiquetas del 110 aniversario de Estrella Galicia?

El trabajo de ilustrador es duro, sobre todo en editorial. No se gana lo suficiente como para vivir solo de ello, y al mismo tiempo hay que invertir tanto tiempo que no puedes buscarte un segundo trabajo paralelo. Este encargo para mí ha supuesto un pequeño respiro, todo me ha parecido muy libre, fluido y fácil. Cosa que se agradece mucho.

¿Qué técnica aplicaste en la realización de tus etiquetas?

Desde hace algunos años siempre trabajo con grafito, y el color termino rematándolo en digital.

¿Qué ventajas crees que ofrece que la marca cervecera Estrella Galicia interactúe y apoye el trabajo de autores gráficos?

Los trabajos bien valorados se traducen en tiempo para los autores, y el tiempo para un autor es la semilla que le permite desarrollar su obra. La cultura es dependiente del mercado, y en dirección opuesta, la cultura lo enriquece.

¿Cómo definirías tú la cultura cervecera?

Social. Es la alternativa física (real) al Facebook… ¿Cuántas veces habremos leído ya la frase “esto mejor lo discutimos con unas cervezas”? Aunque después nadie beba cerveza. La gente no queda para hablar, queda para echar unas birras.

¿Cuál fue la inspiración para tu etiqueta y qué has querido transmitir con tu pieza?

Para afrontar el encargo, tenía una referencia de mi trabajo y tres lugares como punto de partida, Alemania, China y Brasil. Elegí Berlín porque está ligada a mi familia. De China me atraen muchas cosas, pero sobre todo esas calles abarrotadas de cosas, parece todo ciencia ficción. Y buscando cosas sobre brasil encontré esos nenúfares que soportan el peso de una persona. ¿Cómo no iba a dibujarlos?

Etiquetas: